Taller de Lectura Infantil

Para niños de 8 a 12 años, quienes a través del juego, descubren la magia que guardan los libros y se convierten en protagonistas de su propia imaginación.







"Cuéntame tu Ciudad"

La Señora y la Perra
Agustina Maury, 7 años

Había una vez una señora que se llamaba Aurelia, un día estaba caminando por la Avenida Mitre y vió una perrita blanca y linda que le gustó. Se la llevó a la casa, en un barrio muy hermoso que se llama 9 de julio.

Ahí se dió cuenta que la perrita era mágica, porque rompió todas las plantas del patio y los peluches, todo lo que rompió se volvió más grande y brillante. Le avisaron a los vecinos y vinieron a la noche; bailaron, cantaron y se divirtieron mucho pero la perra, que entre todos llamaron Lara, no se divirtió para nada, hasta que apareció Aurelia, su mejor amiga en el mundo.


FIN


Mi Familia y Yo
Isabel Murtagh, 9 años

Yo cuando recién tenía como 6 años, mi papá me contó sobre su familia: Su mamá se llama María Luisa y su papá Ricardo José. Ellos se casaron y tuvieron 12 hijos. Entonces mi papá me empezó a nombrar sus 11 hermanos y yo me olvidaba, entonces me volvía a repetir los nombres de mis 11 tíos.

Yo con mi papá viajamos a Buenos Aires juntos para que yo pudiera conocer a mi abuela, tíos y primos; cuando salí a la plaza me puse una campera mágica y aparecí en el cine, compraba fichas para jugar y ganar. Un día la campera perdió la magia y no pudimos transportarnos más, entonces yo me puse muy triste y mi papá me llevó a la heladería así podría elegir mi gusto favorito para que se me pasara la tristeza y de repente se me pasó y me olvidé de la campera mágica como si no existera más.

Un jueves a la 8:20 tuvimos que empacar todo porque ya nos íbamos a Villa Mercedes, yo me quería quedar 5 semanas más para que pudiéramos pasar navidad en Buenos Aires pero no podíamos porque sino mamá tendría que viajar con mi hermano y no podíamos dejar la casa sola, pero antes de irnos fuí a la florería y le compré flores a mi abuela y le prometí que le iba a escribir muchas cartas con dibujos y fotos.

Cuando llegué a casa le dí un beso grande a mamá y le regalé un lindo vestido para que se lo ponga en navidad y ella me regaló una barbie, un monopatín y ropa, en ese momento yo me puse feliz y le empecé a contar todo lo que había pasado en Buenos Aires.


FIN



Caminos Diferentes para el Amor
María Paula Zarratea, 10 años


Hace un mes en la Avenida Mitre se cruzaron dos personas llamadas Horacio Gómez y Rosa Hermosa, fué un amor a primera vista. Ella era alta, flaca, morocha y hermosa; él era alto, flaco, castaño y elegante. El día de la primavera se encontraron en la Plaza San Martín que esta enfrente de la Municipalidad. Él tuvo el coraje de animarse a invitarla a una cita en el restaurante Loren. Ese día él fué vestido muy elegante con traje color negro y ella con un vestido de color rojo y con mucho brillo. En la cita comieron ñoquis con salsa cuatro quesos.Después se encontraron en el supermercado Carrefour, ella le dijo que lo había extrañado toda la semana. Era un día de lluvia entonces Rosa le dijo que lo invitaba a su casa a tomar un café con facturas.

Él se tuvo que ir a San Luis por asuntos de trabajo, entonces Rosa lloró por una semana entera pero ella dejó todo por él y se fué a vivir a San Luis. Lo buscó por toda la ciudad durante una semana entonces cuando lo encontró estaba de novio, entonces cuando lo vió sonrió y apareció la novia entonces dijo "chau" y se fué muy triste y sorprendida porque Rosa pensó que Horacio se había olvidado de ella.

Horacio le llevó la invitación al casamiento de él y su nueva novia llamada Mariana Martínez a la nueva casa de Rosa. Cuando Rosa recibió la invitación se puso un poco enojada y otro poco triste. Cuando fué el día del casamiento ella entró, interrumpió todo y gritó: ¡Horacio yo te quiero! - entonces él le dijo a su prometida que él la seguía queriendo a Rosa, corrió y la abrazó.

Estuvieron saliendo un año entero y se casaron. Después de unos años tuvieron cuatro hijos y fueron una familia muy hermosa. Los cuatr hijos se llamaron Micaela, Marcos, Milagros y Mateo. Fueron muy unidos y felices para siempre.


FIN




Vainilla y su Bicho Raro
Candela Amaya, 9 años

Dicen los que saben... no, ese parece el comienzo de un cuento de hace millones de años. Mejor "el lunes pasado"... no, ese es muy actual. Mejor "en noviembre de 2004"... ¡Si, exacto!

En noviembre del año 2004, una niña (o mejor dicho nena) llamada Vainilla iba cruzando la calle General Paz (donde esta la escuela Normal) camino a la panadería Closa, compró bizcochitos, un pan flauta y algunos caramelitos.

Justo cuando salía de allí, un pequeño insecto cayó en su bolsillo. Era una vaquita de San Antonio alargada, verde y con lunares violetas y lilas. La llevó a su casa y la inspeccionó: jugaba al detective. Cuando dejó de inspeccionar fué a la biblioteca y esta vez no buscaba "Mujercitas" ni "La Historia Interminable", ni siquiera se puso a buscar "El día que Llovió Sopa", estaba buscando la enciclopedia.

Trataba de encontrar la página de: mariposas, orugas, chicles, flores u otra cosa que tuviera material de su bichito raro. Estuvo 10 minutos, media hora, una hora, tres horas, tres horas y media, hasta que llegó ala página de las Mariquitas: su "bichito raro" era una de ellas.

Era una vaquita-galleta, de manzana y uva. Las había también de chocolate y crema, de naranja y frutilla, de ananá y cereza, y mucas más. También había vaquitas-origas, eran uns alaragadas y casi siempre eran rojas y negras, o verde claro y azul.

Pasó el sábado, el domingo, y llegó la hora de ir a la escuela. Vainilla no tuvo una mejor idea que llevar a Periwily (que era el nombre de la mariquita) a la escuela. Pervinca, una nena muy envidiosa, se enojó con Vainilla pues había ganado amigos gracias al bichito. Pervinca, que nunca antes había perdido la fama de ser la persona con más amigos, y la chica más popular, decidió robar el bichito.

Su plan era ir por la calle General Paz, pasar por la panadería hasta la farmacia Aguila y dar dos vueltas a la manzana, sólo por diversión y luego ir a la casa de Vainilla, entrar por la ventana, robarle el bicho, volver a bajar por la ventana hasta el Inyectatorio Suipacha, jugar un rato en su bicicleta por el Hogar Escuela, luego ver la feria de ciencias en la "Escuela Dra. María Montessori", y de allí ir a su casa en la calle Balcarce.

Su plan no funcionó. Su ventana estaba cerrada y cuando Pervinca, desde el lado de afuera, la abrió, Vainilla la vió (en realidad no a ella, vió a una persona) cerró la ventana abierta y le apretó el dedo índice y el dedo gordo. Pervinca, acostumbrada a no rendirse fácilmente, decidió intentar de nuevo al día siguiente.

Esta vez si logró lo que quería. Vainilla que se dió cuenta de la falta de Periwily, decidió ir a buscarla. Buscó en la Avda. Mitre, en la Avda. 25 de mayo, en la librería del Estudiante, en Mimo y Co., en Rosetti Deportes, y en muchos lados más hasta que llegó a la zapatería Alteza.

Allí se encontraron Vainilla y Pervinca. Vainilla le preguntó a Pervinca por qué había robado su mariquita, y Pervinca le respondió que estaba un poco celosa porque ella tenía más amigos que de costumbre. Entonces, Vainilla le dijo que podían compratir su bichito, y así ser amigas entre ellas y de todos los demás.


FIN



Las Flores Rojas y el Libro Mágico
Rosario Martínez Navarro, 9 años

Había una vez una nena llamada Belén, ella iba todos los sábdos, con su hermana, a la plaza. Un día encontraron una flor roja, muy, muy roja, pero no les sorprendió. El otro sábado encontraron 2, pero en el mismo lugar y cada sábado había más y eso si les sorprendió.

Las chicas, un sábado no encontraron las flores. Pero encontraron un libro en el lugar donde estaban las flores, pero las flores estaban ¡en el libro! En el libro decía: -"Si parpadeas 3 veces, irás a un lugar mágico"-. Ellas parpadearon 3 veces y fueron a un mundo. Empezaron a caminar y encontraron una sábana blanca flotando.

Tiraron la sábana para abajo y ... ¿Qué encontraron? ¡un hada! El hada les dió 3 deseos. Las chicas le dijeron que no querían ningún deseo porque su vida era perfecta. Cuando volvieron, empezaron a correr y disfrutar de su vida "PERFECTA".

FIN



Una caída con Suerte
Agustina Iraola, 9 años

Había una vez una chica muy buena, inteligente y linda. Ella se llamaba Julieta, vivía en Villa Mercedes (San Luis). Un día estaba caminando en la Plaza Pedernera, iba con su cuaderno y dos libros, cuando estaba cruzando la calle se cayó con el cuaderno y los libros en el medio de la calle. Cuando se agachó vió que venían un montón de autos, un policía llamado Juan, muy joven, la vió a Julieta y era tan linda que frenó los autos para que no la chocaran, ella agarró el cuaderno y los libros y se fué a su casa.


Cuando estaba cenando sonó el tiembre ¿quién sería? preguntó la mamá, fué abrir la mamá de Julieta. Al abrir la puerta vió que estaba el policía (Juan) muy elegante con un traje hermoso y un ramo de rosas, Juan dijo: ¿esta Julieta? y la mamá no dijo nada y le cerró la puerta. Fué a la cocina y le dijo a Julieta: "¡Tenés 15 años y no podés andar con novios!"

Al día siguiente Julieta fué a la escuela y en camino se acordó que la mamá le había dicho y se preguntó ¿Quién había tocado la puerta? y cuando estaba cruzado la calle de la Plaza Pedernera se acordó de Juan el policía.

Cuando volvió de la escuela fué a su dormitorio y escribió una carta diciendo: La vez que me caí tú me salvaste así que te invito a una cita en el Amerian. Y la mandó a Juan por el correo. Cuando Juan la recibió se puso muy contento y de tan emocionado salió al centro. Pasó por Anacleta y se compró un traje hermoso, pasó por Altezay se compró unos zapatos nuevos y cuando estaba volviendo a su casa se dió cuenta de que una cita sin rosas era imposible, entonces compró 12 rosas. Cuando llegó la noche fueron los dos juntos y comieron felices por siempre.

FIN

11 comentarios:

Anónimo dijo...

HERMOSOOOOO !! felicitaciones Agustina !! te quiero mucho
marcela

Joselu dijo...

Unos buenos relatos que sorprenden por su frescura y su imaginación lo que no debe sorprendernos por la calidad de los autores. Niños y niñas, tenéis en Lucero una maestra maravillosa que os lleva por el sendero de los buenos libros. Aunque os parezca increíble os sigo desde España y os conozco a través de vuestras fotos y vuestras historias. Me llamo José Luis y soy vuestro amigo y también doy clases a niños aunque algo más mayores que vosotros. Un saludo para todos.

Ali dijo...

Sorprendida por la pureza de éstas criaturas, que oscilan la temática de los cuentos, entre los sueños, la imaginación, y la descripción más exacta.....

Todos tienen una estructura casi perfecta de inicio, desarrolo y desenlace....

Fué como meterme en el túnel del tiempo y revivir el barrio que me vió nacer....

Gracias !!!! por disfrutar del placer de leerlos, es un verdadero mimo para el alma !!!!!!!!

Felicitaciones, Lucero, y a cada uno de los escritores !!!!!!!!

Ali

Anónimo dijo...

Hola!!!!
La verdad esta propuesta me encanta ya que los chicos expresan su encanto por los libros.
¡Muy hermosos todos los cuentos!
Felicitaciones a Lucero por esta propuesta.

Anónimo dijo...

hermoso!!! ojala ganes princesa!!!

pao!!!!

Anónimo dijo...

sé que llegué tarde, no tuve tiempo en la semana para hacer mi "voto".... pero no está por demás que diga cuál fue el relato que me gustó más... el cual fue a mi parecer el de vainilla y su bicho raro, así como el de las flores rojas y el libro mágico...

también aprovecho para felicitar a la ganadora y que este suceso les seas de estímulo para seguir leyendo, para seguir escribiendo y sobre todo seguir creando un mundo mejor.


felicidades LU por todos los logros alcanzados y que sigas cosechando éxito y sobre todo que sigas siendo luchando por tu felicidad.

te quiero mucho...

pamela caballero

Juguemos a Leer dijo...

Gracias por todos sus comentarios, sin duda, para los chic@s será hermoso recibirlos.

Juguemos a Leer dijo...

Pamela!!!

Gracias corazón! Te acuerdas cuando tú también participaste es un concurso de cuento que organicé? En tu caso era universitario y si mal no recuerdo quedaste dentro de los primero lugares ¿no?

Ahora te vas pa´ España a reconocer todo aquello que has leído y te casas!

Se feliz Pamela, se feliz querida ex alumna.

onze dijo...

Hola,
me acaba de pasar esta pagina carito, acabo de leer el cuento vainilla y el bicho raro. y acabo de envidiar a esa chica como Pervinca lo hizo...(eso esta mal supongo jeje) tambien me gustaria encontrar una vaquita-galleta, de manzana y de uva...

y yo que tengo un costado malo, estoy muy de acuerdo con el plan de Pervinca de dar dos vueltas de manzana solo por diversion antes de entrar a la casa de Vainilla...

gentes.. hermoso lo que hacen, lo que escriben y lo que juntan.. en serio es mas que lindo que gente copada se choque en el mundo para hacer cosas que suman su grandeza.

un abrazo grande desde La Plata (la villa mercedes de bs as)

enzo

Juguemos a Leer dijo...

Hola Onze!
Muchas gracias por visitarnos y dejar un comentario tan alentador para los niños del taller, sin duda es un gran esfuerzo el que ellos hacen, lo mismo que sus padres y en momentos como este, nos damos cuenta que vale la pena y vamos por buen camino.

Un gran saludo!
Lucero

Antonio Ayuso dijo...

Algunas estructuras resultan sorprendentes por la madurez expresiva. Hay un par de cuentos que me han llamado muchísimo la atención, pero hay que decir que todos son estupendos.

Gracias a todas estas alumnas por dejarnos adentrarnos un poquito en su fantasía e imaginación y ánimo a los alumnos que aún no se atrevieron a participar en este tipo de concursos, seguro que tienen mil historias preciosas por contar.

P.D.: La página en blanco no da miedo, ofrece posibilidades.