Taller de Lectura Infantil

Para niños de 8 a 12 años, quienes a través del juego, descubren la magia que guardan los libros y se convierten en protagonistas de su propia imaginación.







El Mágico Club de Modas

Escrito por: Martina Giacometti, 9 años

Cuando las amigas tienen un sueño, hacen todo lo imposible para alcanzarlo. Así comienza la historia en el barrio los franceses, cuando Tania estaba maquillándose en la habitación con sus amigas Rosa, Anto y Barbie. Justo en ese momento vieron en la revista "el mimo" un anuncio que decía: -se necesitan cuatro chicas capaces de hacer un club, cuando lo hagan tendrán cuatro entradas para el gran concierto de "los abanicos de Japón"- ¡Es nuestra oportunidad! dijo Anto -chicas podemos cada una colaborar. Yo digo que esa idea me fascinó. Vamos, ¿qué estamos esperando?-.

Así que empezaron. Cada una se ocupó de algo, cuando acabaron vino la clientela, dentro de un rato Barbie dijo -¡me agoto, ya creo que me desmayo!- Basta, vamos chicas. Después vieron en la tele que había algo escondido, después los espejos se movieron y las chicas empezaron a tener escalofríos. Pensaron que era mágico así que le pusieron "Mágico Club de Moda".

-Miren chicas ¡ganamos! lo dice aquí en la revista- ¡Si, hemos ganado iremos al concierto! Luego de festejar apareció una especie de magia, era como polvo, era brillo, era magia. Después a la mañana temprano se preparaban para el concierto, cuando llegaron, de nuevo ese polvo, pero Anto dijo -Chicas no es polvo ni tampoco brillo es magia de sueños de chicas como nosotras!- Porque cuando las amigas tienen un sueño hacen todo para alcanzarlo y estas chicas lo alcanzaron: Tania, Anto, Barbie y Rosa.


Fin

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Así es Martina, los sueños de pueden y deben alcanzar! Hay que luchar por ellos y hacer lo imposible, como lo escribes en tu cuento, pero sin duda ¡se pueden alacanzar!

Anónimo dijo...

bravo martina segui asi, el comienzo es fantastico segui creciendo y volando cada vez mas alto como las mariposas no pares hasta llegar al sol

Sonia dijo...

Martina!¡Qué buen cuento! Da esperanzas de creer en los sueños.¡Ojalá haya más soñadores en el mundo! ¿Los hay verdad? Vos y todos tus compañeros del taller son soñadores. Sus padres también porque los incentivan a ir a leer y disfrutar. Especialmente porque creen en ustedes. ¡Felicitaciones!

Anónimo dijo...

anonimo dijo...
bravo Martina, me encantò tu historia y el vuelo de tu imaginaciòn, espero que sigas haciendo lindas cosas como estas.

Anónimo dijo...

Bien Martinita! me sorprendiste! escribis de 10! seguí así porque una nena tan soñadora como vos va volar muy muy alto... te quiero mucho...
Tía Paz

Juguemos a Leer dijo...

Hermoso Martina, sencilla y enormemente hermoso!