Taller de Lectura Infantil

Para niños de 8 a 12 años, quienes a través del juego, descubren la magia que guardan los libros y se convierten en protagonistas de su propia imaginación.







Un lugar para nuestros sueños...

Si hay algo que amo, como pocas cosas en la vida, es mi biblioteca... Ella cobija mis anhelos, le da rienda suelta a mis deseos y me regala un hogar. Los libros que ella contiene han sido parte fundamental y piedra medular de ésta que llamo "mi vida", no podría existir de otra manera, no podría atreverme a encarar molinos de viento si no los tuviera. Hay libros que han viajado mucho conmigo, libros de los que simplemente no puedo separarme, libros que han cruzado mares y fronteras; libros, que en ningún lugar del mundo me hacen sentir extraña...

Por eso, invité a "mis monstruitos" del taller a crear su propia biblioteca, convertir un espacio de su casa en "su lugar especial", ese lugar que pueden visitar cuando quieran pues es de ellos, donde colocarán los cuentos que les han brindado y brindarán momentos de total alegría. Yo sé que a veces nuestras casas son pequeñas, y que a veces resulta más práctico colocar los libros de nuestros niños junto con los de papá y mamá ¡pero! como "saber no ocupa espacio" y la imaginación es nuestra gran aliada, como hemos descubierto lo divertido que es transformar objetos con nuestras manos (como una de esas cajas de madera donde viajan las verduras) con pinturita por aquí, brillitos por allá, tardes preciosas con papá, mamá y los abuelos, les propongo ¡¡¡hacer su biblioteca!!!!

Como yo no puedo ir a meterme en la casa de cada uno, pero si puedo (como dicen en el fútbol) "dar el puntapié inicial" a una idea, en el taller construimos un móvil que servirá para señalar el lugar exacto donde residirán vuestros sueños...

¡Recuerden que haciendo clic sobre la foto la pueden ver más grande!





¿¿¿lo intentamos???

2 comentarios:

Negrevernis dijo...

Preciosa idea. Con tu permiso, la pondré en práctica con mi hija, que tiene 3 años pero ya un hueco en la biblioteca del salón.
Saludos.

Juguemos a Leer dijo...

Gracias Negrevernis!
Para mí será un placer que pongas en práctica esta idea, que afortunada es tu nena por tener una mamá que se ocupe de cultivar sus sueños.

Un abrazo!!!
Lucero