Taller de Lectura Infantil

Para niños de 8 a 12 años, quienes a través del juego, descubren la magia que guardan los libros y se convierten en protagonistas de su propia imaginación.







"Quiero ser profe de Literatura"

Rocío tiene 11 años, participa del taller desde el 2006. Calladita, observadora, con ojitos expresivos, solidaria, siempre atenta a las necesidades de los demás y muy buena lectora.

Hace poco más de un mes Rocío me dijo: "quiero ser profe de literatura", ya me lo venía diciendo desde hace tiempo, pero nunca con la convicción con la que lo hizo ahora. Me pidió que la dejara apoyarme en los talleres de los martes, en donde los niños son más chiquitos, la mayoría tiene 6 años y este es el primer año de sus vidas que interpretan los garabatitos llamados letras.

Así, Rocío comenzó a desempeñarse exitosamente como mi auxiliar, con un lenguaje más próximo a los chiquitines; los chicos de inmediato le tomaron confianza y cariño, ¡cómo no quererla con tanto amor que nos brinda! Debo confesar que a ella la obedecen más que a mí, con ella existe una complicidad mágica que solo puede darse en la infancia. Con paciencia ella comenzó a leerles sus cuentos favoritos (algo que hasta ese momento hacía yo), los escucha para intentar descifrar lo que quieren escribir y dulcemente los alienta a esforzarse más y más.





Al verla, se me llena el alma y mi corazón da vuelcos de alegría, si yo fuese vanidosa diría que influí en ella, pero como no lo soy digo que sólo fuí partícipe de su descubrimiento y yo, desde mi modesto lugar, la observo, le aconsejo y sobre todo la dejo experimentar en carne propia, el placer de hacer que los niños amen la literatura tanto como nosotras!







Que este post sirva de algo, para aquellas voces institucionales, que menospreciando el trabajo que hacemos , no sólo yo si no muchos maestros y maestras comprometidos más allá de las aulas, se atreven a decir -cito textualmente-: "Creemos que las actividades aisladas no generan el gusto por la lectura"...
Qué equivocados estan! y Rocío es un ejemplo de esto! Tiene pinta de profe ¿verdad?


Lucero*

4 comentarios:

Joselu dijo...

Este post tuyo tiene como un sabor a eco del mío de hace tres días. Hablábamos de la desaparición de la literatura en la enseñanza en España. Y Rocío que quiere ser profesora de literatura. Toma, y yo. Sólo le deseo que lo consiga. Seguro que tiene la sensibilidad y el corazón para lograrlo. En esas clases en que es tu ayudante, ya hace sus pinitos. Es maravillosa la experiencia. Ojalá que los políticos de tu país no hagan desaparecer la enseñanza de la literatura o que la dejen disminuida en una situación de subordinación a la lengua. Me siento hoy muy feliz después de leer este post.

Un profe cualquiera... dijo...

Qué bonito post, viva Rocío!! Te descubro a través de Joselu (hola, estás en tooodas partes, jajaja) Es un poco tarde en España, pero te leeré con más calma. Mi mujer va a poner un taller de dibujo y pintura (está limpiando, pintando, y con mucha ilusión) en el que espero que encuentra a personitas como Rocío. Saludos desde España.

Juguemos a Leer dijo...

Joselu:
Gracias por tu comentario, lamentablemente, hace años un "moderno" modelo educativo restó horas de literatura y si, la subordinó a la lengua. Ahora se quiebran la cabeza preguntándose por qué los niños y jóvenes no leen...

Afortunadamente somos muchos los que nos esforzamos día a día porque la literatura no muera, somos muchos los que crecimos con alas y ahora intentamos brindar alas a los demás. ¡que así sea!
Lucero

Juguemos a Leer dijo...

Un profe cualquiera,
¡bienvenido! gracias por tu visita y tu comentario.
Ojalá que a tu mujer le vaya bien en su taller de pintura, seguramente si, ya que pondrá en ello su corazón y ese no se equivoca.

Un saludo!
Lucero